Coaching de emprendimiento

El Coaching de emprendimiento (o Entrepreneurs  Coaching) es una práctica de aprendizaje y desarrollo de competencias no convencional, donde se busca ampliar la visión, las habilidades y los compromisos para mejorar el desempeño personal y profesional para  desenvolverse más efectiva y satisfactoriamente en el diseño y ejecución de proyectos emprendedores.

No es una terapia ni el traspaso de técnicas y herramientas. Tampoco es el  estudio de una “teoría” más, sino que es un proceso de entrenamiento práctico para producir mayor efectividad operacional, mejores relaciones e  interacciones sociales y una mayor fortaleza emocional que orienten, provean de sentido y de satisfacción  al esfuerzo que significa hacer realidad una idea emprendedora.

La práctica de coaching puede ocurrir como un proceso individual entre un coach y un emprendedor (llamado coachee) o  puede ocurrir de forma grupal en el contexto de una comunidad de aprendizaje muchas veces integrado a programa de formación y desarrollo de competencias. En todos los casos, se establecen objetivos personalizados para cada participante, para orientar y evaluar su avance y aprendizaje.

La práctica del coaching puede tener objetivos prácticos específicos, como mejorar la comunicación con los miembros de una junta directiva, mejoras la capacidad de cerrar ventas o enfrentar entrevistas y conversaciones difíciles o puede tener un horizonte más amplio como el desarrollo de capacidades de liderazgo efectivo en el contexto de operación de un negocio. También puede tener objetivos más ambiciosos como realizar cambios de fondo en las personas que participan en el proceso. En cada caso, es el coachee el que pone el alcance del trabajo.

En todos los casos, la práctica de coaching pasa por un compromiso del aprendiz de abrir su mente para mirarse a sí mismo. Busca el diseño y adopción de nuevas prácticas y la incorporación de una nueva narrativa que amplié el sentido de la vida y el horizonte del proyecto emprendedor. Es un proceso práctico de reflexión, diseño y acción,  llevándolo a la vida concreta y real de forma inmediata. Cambia el énfasis y profundidad de la reflexión, pero mantiene siempre esta orientación a la exposición práctica a situaciones reales de los participante

Volver al PCE

Nuestros principios